¿Quién sabe hacer el amor?

En la medida en que crecemos nos enfrentamos a retos que nos obligan a redescubrirnos y a formularnos nuevas preguntas, las cuales cada vez se complejizan amor2más. Una de ellas es ¿sabemos hacer el amor?

Ante la inminente relación sexual casi siempre sentimos temor de defraudar a la otra persona y, por mucho que hablemos con nuestros padres o amigos, veamos cientos de documentales o leamos un sinfín de libros al respecto, siempre nos asalta la duda.

Dicen los más versados en el tema que con la práctica se aprende a superar este nerviosismo pero, aun así, no estamos seguros de si lo estamos haciendo bien, pues aunque la confianza es importante en un gran por ciento, existen otros factores que contribuyen al éxito en el momento de consumar el amor.

Conversando con varios muchachos, descubrí que la gran mayoría cree que para hacerlo bien la clave es penetrar constantemente de la forma más agresiva posible y tener varios orgasmos sin que ocurra una disfunción eréctil.

amor4Tales criterios, si nos fijamos detenidamente, califican al sexo como un acto burdo entre animales no pensantes y olvidan que se trata de un momento íntimo para dar y sentir placer.

Este joven periodista basándose en su corta experiencia y en la de reconocidos estudiosos, como el psicoanalista Sigmund Freud, considera que lo más importante es conversar con la pareja e indagar en lo que le gusta a cada uno, para así poder complacer y ser complacido.

Caricias, besos, susurros, cosquillas, pellizcos, abrazos y pequeñas mordidas pueden encender más la llama del amor que tratar a la otra persona como un saco inanimado.

Aunque aclaro, siempre que se hable de sexualidad, no se puede restringir el tema a recetas esquemáticas, pues esta tiene tantos matices y variantes como personas hay en el mundo. Además, siempre está el que le gusta ser maltratado, acudir a juego de roles, ser dominado o excitarse con cosas insospechadas.amor7

Por eso lo mejor es conversar mucho con tu pareja e ir descubriéndose poco a poco para lograr que las cosas fluyan, sin olvidar nunca que el sexo, más que inmenso placer corporal o instinto de atracción humana, es un reflejo de ternura que se manifiesta en sutiles actos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s