Tarde, ¿yo?

A los cubtapa_32anos se nos conoce por ser parlanchines, serviciales, emprendedores y jaraneros. Pero me atrevo a decir que también se nos puede distinguir por nuestra impuntualidad. Es una cualidad arraigada en toda la nación hasta tal punto que aquellas personas cumplidoras con el horario pueden llegar a ser consideradas raras.

d3a6ffb9fa95acd07ae12a9b3648acf3_XLSiempre me he imaginado el trabajo que debe pasar un cubano si va de visita a Inglaterra, donde los vuelos, los metros y los ómnibus salen a la hora exacta.

Sé que nos adaptamos pronto a todo, pero casi estoy seguro de que en los primeros meses sería muy incómodo el famoso horario inglés, el cual hace gala de una admirable precisión.

Quién de nosotros no ha inventado alguna vez una excusa para justificar las reiteradas llegadas tardes a la escuela, el trabajo o a una cita. O quién no ha sufrido en carne propia la vergüenza de entrar tarde a un lugar y que todas las miradas se volteen incriminándonos.

Es-Mejor-Llegar-Tarde-Que-FeaY ojo, en esto de llegar tarde las mujeres cubanas rompen todos los records, sobre todo porque su sentido del tiempo siempre anda un poco dislocado y sus cinco minutos para maquillarse o vestirse equivalen aproximadamente a una o dos horas en el horario de un hombre.

Aunque para algunos se haya convertido en una costumbre o en un motivo de broma, les recuerdo cuántas cosas les pueden pasar o perderse por culpa de una llegada tardía.

Comienzo con las citas, donde esta cualidad humor,temprano,fiesta,traigo,tarde,madre,mama,hijacausa desesperación, malhumor, e incluso, pérdida del interés hacia la persona esperada.

Mientras que en el trabajo, desencadenará tal vez el enojo del jefe, la secreta envidia del compañero que llega temprano y la acumulación de tareas a realizar en menor tiempo.

Por otra parte, llegar tarde al cine, puede provocar el fastidio de los demás espectadores, que se ven interrumpidos por los rodillazos del demorado que pugna para ingresar por los estrechos espacios de la sala.

imagenes_bonitas_llegar_tardeLlegar tarde al teatro puede resultar aún peor, porque el actor, inmerso en su concentración, puede verse sorprendido por el tropiezo del ingresante tardío y de esta manera ver interrumpido su discurso y roto el clima trabajosamente logrado.

Pequeños infortunios todos, que en mayor o menor medida, podrán arruinarnos el resto del día y hacernos padecer por esa mala costumbre de llegar tarde. Aunque al final dicen que los cubanos no llegamos tarde, sino que nos incorporamos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios, Cuba, Holguín y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s